Nuestra Doctrina

Creemos que la Biblia, es la Palabra de Dios. Única, verdadera e inspirada por Dios verbal y plenariamente (Mateo 5:18, 2 Timoteo 3:16, 2 Pedro 1:21, Salmos 119:86) Por lo tanto sin errores y útil para la vida del hombre y del creyente (2 Timoteo 3:17).
Creemos que la Biblia es la única revelación para el hombre en este tiempo, y es lo que Dios quiso que supiera de él (Deuteronomio 29:29).
Creemos en el canon de las Escrituras, que se componen de 66 libros, escrito por mas de 40 escritores distintos, en un periodo de aproximadamente 2000 años.
Creemos en la obra del Espíritu Santo en iluminar al creyente para que pueda comprender las verdades espirituales reveladas por Dios (Juan 16:12-15)
Creemos que Dios ha preservado su Palabra contra todos los ataques que el enemigo ha hecho para desacreditar la Palabra de Dios (Mateo 24:35).
Creemos que las Escrituras se interpretan asimismo comparando escritura con escritura, ya que ella se debe interpretar en su sentido literal, gramatical e histórico.

Creemos que Dios existe y que las escrituras dan por hecho su existencia.
Creemos que Dios es persona ya que posee los tres elementos de la personalidad intelecto, emoción, voluntad (Jeremías 29:11, Juan 3:16, Salmos 115:3) pero el también es espíritu (Juan 4:24) o sea que no está limitado por un cuerpo físico.
Creemos que Dios posee atributos únicos y perfectos como: amor (1 Juan 4:8), Inmutabilidad (Malaquías 3:6), Eterno (Génesis 21:33), Justo (Salmos 19:9), Omnipotente (Génesis 17:1), Omnipresente (Salmos 139:7-11), Omnisciente (Salmos 147:4-5), Santo (1 Pedro 1:15-16), Soberano (Salmos 135:6), Verdad (Juan 17:3).
Creemos en Dios por sus obras maravillosas como: la creación (Génesis 2:1-3), la creación del hombre (Génesis 2:7), la Resurrección de Cristo (Hechos 2:24), la santificación del creyente (1 Tesalonisenses 5:23), la salvación de la humanidad (Juan 3:16).
Creemos en la trinidad; existe un solo Dios, pero en esa unidad existen tres personas co-iguales y co-eternas, iguales en esencia pero distintas en función. Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo (Génesis 1:1, Génesis 1:26, Mateo 28:19-20, Mateo 3:16-17).
Creemos que Dios en su infinita gracia se ha acercado al hombre para tener comunión con él y poderlo hacer recipiente de su gracia.(Romanos 3:10-12, Juan 3:16).

Creemos en Cristo como el único y verdadero salvador. El es la segunda persona de la trinidad por lo tanto el es Dios y eso se demuestra por sus nombres Emanuel (Isaías 7:14), Dios (Juan 1:1) Señor (Juan 20:28), etc. Por sus atributos divinos, Eterno (Colosenses 1:17), Omnipotencia (Apocalipsis 1:8), Omnisciencia (Juan 16:30), Omnipresencia (Mateo 28:20), Inmutabilidad (Hebreos 13:8), Santidad (Hebreos 7:26). Por sus obras, la creación (Colosenses 1:16-17), Perdon de pecados (Lucas 7:48), Resurrección de Muertos (Juan 11:25), Juez de todos (2 Timoteo 4:1).
Creemos que Jesucristo fue hombre y eso se demuestra en que Cristo nació de una mujer (Mateo 1:23), Creció física e intelectualmente (Lucas 2:40,52), Tuvo un apariencia física (Juan 4:9), tuvo debilidades humanas (Mateo 4:2, Juan 11:35, Hebreos 4:15), Tuvo nombres humanos (Juan 2:1, Marcos 10:47, Juan 1:17).
Creemos que aunque Jesucristo tuvo una naturaleza humana no dejó de ser Dios (Juan 1:1-4). Por lo tanto el no pecó ni pudo cometer ningún acto que fuera en contra de santidad, por lo tanto, Jesús no poseyó naturaleza pecaminosa (1 Pedro 2:22, Hebreos 4:15).
Creemos en la resurrección de Jesucristo, ya que si el no hubiese resucitado vana sería nuestra fe, pero las evidencias existen de su resurrección, la tumba estaba vacía (Juan 20:4-9), Sus apariciones a sus discípulos (1 Corintios 15:5-8), el testimonio de sus discípulos (Juan 20:24-28, Hechos 9:1-6).

Creemos que el Espíritu Santo es la tercera persona de la trinidad. Creemos que el Espíritu Santo es una persona y no una influencia o una fuerza sobrenatural, y esto se demuestra por sus nombres que implican personalidad, el Consolador (Juan 14:16-17), posee los tres elementos de la personalidad intelecto, emoción y voluntad (1 Corintios 12:11, Romanos 15:30, Romanos 8:27), es tratado como persona (Efesios 4:30, Hechos 5:3, Hebreos 10:29).
Creemos que el Espíritu Santo es Dios, y eso se evidencia por sus nombres divinos (Hechos 5:3-4, 2Corintios 3:17-18), por sus obras divinas: La creación (Génesis 1:2), la regeneración (Juan 3:5-8), La resurrección (Romanos 8:11), Dar vida (Juan 6:63), la Profecía (1 Pedro 1:21), por sus atributos divinos: Eternidad (Hebreos 9:14), Omnipotencia (Lucas 1:35), Omnipresencia (Salmos 139:7-10), Omnisciencia (1 Corintios 2:10-11), Santidad (Romanos 1:4).
Creemos que el Espíritu Santo cumple un ministerio muy importante tanto en la vida del creyente como del inconverso. En el creyente vemos los siguientes ministerios como por ejemplo: Habita (1 Corintios 6:19), Sella (Efesios 1:13-14), Ilumina (1 Corintios 2:12-14), Guía (Hechos 8:27,29), etc. En el inconverso cumple los siguientes ministerios: Convence (Juan 16:8-11), Da testimonio de la Verdad (Hechos 5:30-32).
Creemos que el Espíritu Santo ha dado dones a los creyentes con el propósito de servir dentro del cuerpo de la Iglesia (1 Corintios 12:4,7,12) de los cuales entendemos a través de las Escrituras que algunos están vigentes y otros no.

Creemos que el hombre (humanidad) fue creado por Dios a su imagen y semejanza (Génesis 1:26), esto en su sentido literal, no significa que el hombre tenga una apariencia física, por que la Biblia dice que Dios es espíritu (Juan 4:24), sino mas bien estas palabras denotan una similitud a una figuras, esto quiere decir que el hombre es similar a Dios en cuanto a personalidad: Intelecto, Emoción y Voluntad, y en su semejanza moral, pero antes de la caída (Efesios 4:24, 1 Juan 1:5).
Creemos que el hombre fue creado con una naturaleza tripartita: Cuerpo, Espíritu, Alma (1 Tesalonisenses 5:23).
Creemos que el hombre fue creado en inocencia, pero que en su libre elección eligió pecar, por eso decimos que Adán es el representante de la naturaleza pecaminosa ya que el fue el primer ser humano en pecar y así ha pasado de generación en generación (Romanos 5:12).
Creemos que el pecado es cualquier falta de conformidad al carácter de Dios, ya sea en pensamiento, palabra o condición (Romanos 1:18-32). Por eso creo que el hombre es incapaz de hacer algún bien, por eso no es capaz de tomar alguna decisión para cambiar (Efesios2:1).
Creemos que el pecado comenzó con Lucifer en el cielo, en forma voluntaria (Isaías 14:12-15), y en el mundo por Adán (Génesis 3).
Creemos que el pecado destruye la vida del hombre y que la única solución a ella es la gracia y la misericordia de Jesucristo, por medio de su sacrificio en la cruz (Romanos 6:23, Efesios 2:4-5).

Creemos en la salvación eterna del alma, que la salvación es un regalo, o sea no hay nada que nosotros hagamos para recibirlo. Solo debemos aceptarlo por medio de la fe en Cristo Jesús (Efesios 2:8-9).
Creemos que por ese sacrificio en la cruz y la resurrección de entre los muertos, me perdona de pecados (Romanos 3:25), Salva (Efesios 2:8-9), justifica (Romanos 5:1), adopta (Efesios 1:5), santifica (1 Pedro 1:15-16), glorifica (1 Corintios 15:51-53).
Creemos que la salvación no se pierde, por fue un regalo de Dios que nunca se va a perder aun como seamos nosotros (Efesios 1:13-14, Romanos 8:38-39).
Creemos que cualquier hombre se puede salvar tomando un paso de arrepentimiento, que es un cambio de actitud hacia el pecado (2 Corintios 5:17) por tanto rechazamos cualquier corriente de enseñanzas que intente declarar que algunos son salvos y otros no, y que el medio que Dios usa es a través de la proclamación del evangelio (Lucas 3:18, Lucas 8:1)

Creemos en la existencia de los ángeles, creados por Dios como seres espirituales invisibles a los ojos humanos, poseen las características de la personalidad (intelecto, emoción y voluntad), creados como seres superiores al hombre y usados para ejercer distintos ministerios, especialmente entre los hombres, como en el cielo alrededor del trono de Dios.
La Biblia nos nombra algunos tipos de ángeles como: Los Arcángeles, son ángeles de un rango superior que son encargado de entregar mensajes directos de Dios (Judas 9, Lucas 1:19). Los Querubines, defensores del santo carácter de Dios (Génesis 3:22-24, 1 Samuel 4:4). Los Serafines, adoradores de la gloria de Dios (Isaías 6:1-7). Los Seres Vivientes, que son los que ocupan un lugar de adoración cerca del trono de Dios (Apocalipsis 4:6-9).
Creemos que Satanás junto con los demonios fueron seres creados por Dios, que por libre elección se revelaron en contra de Dios (Isaías 14:12-15, Ezequiel 28:12-17).
Creemos que Satanás junto con los demonios tienen el propósito de cegar el entendimiento a los incrédulos y que no procedan al arrepentimiento (2 Corintios 4:4, Lucas 8:12). Mientras que Satanás es el enemigo máximo de los creyentes, causando que los hijos de Dios caigan en la tentación (Mateo 4:3, 1 Tesalonisenses 3:5), y destruyendo todo lo que Dios puede hacer en la vida del creyente (Juan 10:10).
Creemos además que los buenos ángeles nos ayudan a seguir adelante (Hebreos 1:14), traen respuestas a las oraciones (Hechos 12:5-10), ayudan a ganar personas para Cristo (Hechos 8:26).

Creemos en la Iglesia de Dios. Creemos que Jesucristo es la cabeza principal de la Iglesia (Efesios 5:23-27). Creo que es un grupo de creyentes bautizados y organizados, llamados fuera de un sistema mundano para vivir según las normas de la Palabra de Dios.
Creemos que la Iglesia comenzó en el día de Pentecostés, siendo anunciada desde el ministerio de Jesús (Mateo 16:16-20, Hechos 2).
Creemos que la iglesia tiene los siguientes propósitos: Predicar el evangelio, hacer discípulos, bautizar y enseñar la Biblia como única regla de autoridad y fe (Mateo 28:19-20).
Creemos en el gobierno Teocrático - congregacional de la Iglesia, en donde Cristo es la autoridad principal de la iglesia y con la dirección de las Escrituras la Iglesia tiene la autoridad frente a las decisiones que en ella se tomen (Hechos 6:1-5, Hechos 15:22). La iglesia es autónoma e independiente y no puede ser gobernada por ninguna entidad externa a la iglesia, ya que es anti-bíblico.
Creemos que la Iglesia tiene solo dos oficios: el pastor (1 Timoteo 3:1-7), el diacono (1 Timoteo 3:8-10). Ambos son llamados por la Iglesia para cumplir con el llamado que Dios ha puesto en el corazón de ellos.
Creemos que la Iglesia tiene solo dos ordenanzas: El bautismo (Romanos 6:3-4), la santa cena (1 Corintios 11:23-26), ambas son representativas del sacrificio hecho por Jesús por su Iglesia.

Creemos que Cristo está pronto a venir a buscar a su Iglesia y que por lo que vemos en Las Escrituras será inminente y no habrá ninguna señal visible que nos diga una fecha probable, es un evento que solo esta en el designio de Dios (1 Tesalonisenses 5:6, 1 Corintios 15:52).
Creemos que por lo mostrado en la Escrituras la Iglesia será arrebatada antes del periodo de la tribulación, ya que por lo que vemos en Las Escrituras Dios prometió guardarnos de esa hora (Apocalipsis 3:10), El Espíritu Santo es retirado junto a la iglesia en el momento del arrebatamiento (2 Tesalonisenses 2:7-8), la Iglesia no está para ira (Apocalipsis 6:17, 1 Tesalonisenses 5:6, 1 Tesalonisenses 5:9).
Creemos que la Tribulación será un periodo de castigo para el pueblo judío primeramente y para el mundo entero, para todos aquellos que rechazaron a Jesucristo como el salvador del mundo (Mateo 24:21).
Creemos en el tiempo del milenio, periodo en el cual Cristo con su esposa (iglesia), gobernarán la tierra por mil años literales, en donde Cristo cumplirá las promesas hechas al pueblo de Israel en el pasado que aún no se habían cumplido (Apocalipsis 20:1-10), en perfecta justicia.
Creemos que al final de los tiempos Dios juzgará al Diablo y a todos los que no creyeron en el y serán lanzados al lago de fuego por toda la eternidad (Apocalipsis 20:11-15), y que la Iglesia vivirá eternamente con Dios en un cielo nuevo y tierra nueva (Apocalipsis 21, Apocalipsis 22:1-5).